LA CROM RIDE 2020 CIERRA CON ÉXITO UNA EDICIÓN MÁS QUE ESPECIAL

El pasado 4 de julio culminó por todo lo alto, la Crom Ride 2020 en la provincia de Girona.  451 motos y más de 500 participantes disfrutaron de una edición excepcional no solo por la situación extraordinaria que estamos atravesando, sino porque esta cuarta edición se planteaba como la primera salida en moto del verano después de tanto tiempo en casa.

Pero, eso sí, la Crom Ride mantuvo intacta su filosofía: ofrecer una ruta de conducción abierta que pueda ser disfrutada al máximo por motociclistas de todos los niveles, por carreteras muy reviradas, poco transitadas y de gran valor paisajístico.

Más de 5.000 curvas y 600 kilómetros por los parajes más espectaculares de la Costa Brava y el Pirineo, fueron parte el escenario perfecto que inició con la ya tradicional subida a Els Àngels, siguiendo por los pueblos medievales de Monells y Cruïlles para llegar a la Costa Brava en su paso por Llafranc y Begur.

Para luego recorrer lugares tan icónicos como Besalú, Castellfollit de la Roca, el románico Beget, los Cingles de El Far sobre Les Guilleries y el Montseny, o la fortaleza del pueblo amurallado de Hostalric.

Por si fuera poco, los pilotos y asistentes también tuvieron la posibilidad de vivir la experiencia Honda con las últimas novedades expuestas por la marca, de la mano de Blanmoto en el Village de la Crom.

Montaña, mar, motos, verano y el regreso a la libertad: todo estaba pensado para asegurar el éxito de la Crom Ride 2020. Ahora sólo toca esperar una nueva edición,

¡nos vemos allí!